top of page

La Cajita del Amor

Creemos poder decir cuánto queremos a alguien, pensamos que es una cuestión de cantidad, pero no es tan sencilllo


Nuestro corazón, cuerpo, alma o como le quieran llamar tiene una capacidad para alojar a los que nos importan, es nuestra
cajita en la que metemos todo lo importante sentimentalmente,
sea amor o amistad, y cada uno de nosotros tenemos nuestro espacio, y es finito.

 

Finito pero no fijo, porque nuestras
aventuras y avatares nos harán moldear esa caja para hacerla más grande o reducirla al mínimo indispensable para vivir en este planeta sin morirse de pena


Necesitamos llenar nuestra cajita, necesitamos querer y que nos quieran, o saber que en nuestro cofre hay alguien que siempre estará ahí, para unos son amigos, y para otros sólo dosis de amor.

 

El caso es llegar al nivel de estabilidad
deseado, y para ello recolectaremos todo lo que nos haga falta, y no tiene fin, siempre que haya un hueco, por pequeño que sea intentaremos llenarlo. A veces basta con una persona, otras veces no.

 

Es el egoísmo de la caja, ella es así

2005

bottom of page